Baylor Health Care SystemAbout B
 
¿Necesita algo? Llámenos al: 1.800.4BAYLOR(1.800.422.9567)
Tamaño del texto:

Tratamiento para pacientes internos 

Nuestros centros de rehabilitación para pacientes hospitalizados sirven a pacientes con una multitud de diagnósticos. Los diagnósticos de rehabilitación más comunes incluyen derrames cerebrales, condiciones ortopédicas, artritis y lesiones cerebrales traumáticas y de la médula espinal. La mayoría de los pacientes son ingresados ​​directamente desde la unidad médica / quirúrgica de un hospital, pero los pacientes pueden ser admitidos en cualquier nivel de cuidado.

  • Lesión de la médula espinal
  • Derrame cerebral
  • Lesión cerebral traumática
  • Terapia Pediátrica

Rehabilitación ortopédica

Ofrecemos los recursos profesionales, clínicos y técnicos necesarios para el tratamiento individualizado y la recuperación máxima de su condición ortopédica.

Tratamiento

Nuestro equipo interdisciplinario de expertos en rehabilitación se especializa en satisfacer las necesidades de los pacientes con lesiones y discapacidades ortopédicas. Un fisiatra Baylor (un médico especializado en medicina física y rehabilitación) lidera el equipo de tratamiento. A través del contacto frecuente con los pacientes, los miembros del equipo y el cirujano del paciente, el fisioterapeuta puede manejar mejor las necesidades médicas del paciente y vigilar de cerca su progreso de rehabilitación.

Sus necesidades específicas determinan la composición de su equipo de rehabilitación. Cada equipo cuenta con un coordinador de cuidado, que sirve como organizador de tratamiento y ayuda con los problemas de seguros, y un trabajador social que ayuda con cualquier necesidad al momento de darle el alta.

Trauma múltiple

Las fracturas múltiples y/o las lesiones por aplastamiento son a menudo muy complejas. El tipo de fractura que requiere una intervención quirúrgica con frecuencia es muy involucrada, la recuperación es lenta y el proceso de rehabilitación puede ser complicado por otros factores. Trabajando bajo la dirección y restricción del cirujano, el equipo de rehabilitación puede proveer un programa que puede ayudarle a desempeñarse lo más independientemente posible, mientras que su lesión está sanando.

Es posible que tenga tanto inmovilización externa (férulas, yesos o fijadores externos)  como inmovilización interna (tornillos de metal, clavos o placas) en las diferentes fracturas. Usted también puede tener lesiones externas (quemaduras, raspones o heridas) y/o lesiones internas (ruptura de la vejiga, daño a los nervios, colapso pulmonar, etc.) que requieren supervisión médica cuidadosa y tratamiento. Por lo tanto, el peso, el tipo de inmovilización, la edad del paciente, la localización de las fracturas y la recuperación de otras lesiones, todos juegan un papel importante en la determinación del nivel y la frecuencia de la atención necesaria.

La rehabilitación puede centrarse en enseñarle a ser independiente a un nivel de silla de ruedas mientras está inmovilizado. La terapia acuática es utilizada a menudo para aumentar la movilidad si es que no soporta peso en tierra, pero puede aplicar peso al caminar en el agua. También se le educará en las técnicas y ejercicios que debe usar después de retirar el yeso o el molde y los tornillos para ayudar a recuperar el rango de movimiento, la fuerza y ​​la movilidad. Después de la rehabilitación hospitalaria, puede volver a la rehabilitación ambulatoria para continuar el tratamiento, dependiendo de su caso.