Baylor Health Care SystemAbout B
 
¿Necesita algo? Llámenos al: 1.800.4BAYLOR(1.800.422.9567)
Tamaño del texto:

Cánceres tratados 

Ofrecemos atención personalizada, completa y compasiva para los pacientes con todos los tipos de cáncer. Ofrecemos detección avanzada, servicios de prevención, diagnóstico y tratamiento, así como programas educativos y de apoyo. Ofrecemos el apoyo  físico, emocional y espiritual que sabemos que usted y su familia necesitan durante su jornada del cáncer.

Sangre y linfoma

Los cánceres a sangre y de linfoma o neoplasias hematológicas incluyen la leucemia, el linfoma y el mieloma. Estos tipos de cáncer afectan a los ganglios linfáticos, las células de la sangre y los órganos del sistema inmunitario.

Aprenda más

Cerebro

El cáncer puede desarrollarse en el cerebro o la médula espinal o puede viajar al cerebro o la médula espinal desde otra parte del cuerpo.

Aprenda más

Digestivo

Los cánceres digestivos o gastrointestinales afectan el sistema digestivo y son de las formas más comunes de cáncer.

Aprenda más

Cabeza y cuello

El cáncer de cabeza y cuello afecta la boca, la garganta, los senos nasales, la cavidad nasal, la laringe y las glándulas salivales.

Aprenda más

Cáncer de PielSkin Cancer

Cáncer de piel

¿Qué es el cáncer de piel?

El cáncer de piel es un tumor maligno que crece en las células de la piel. De acuerdo con la Sociedad Americana contra el Cáncer (American Cancer Society), solo en los EE. UU., más de 2 millones de personas serán diagnosticadas en el 2013 de cáncer de piel sin presencia de melanoma, y más de 76 000 serán diagnosticadas de melanoma.

¿Cuáles son los diferentes tipos de cáncer de piel?

Existen tres tipos principales de cáncer de piel:

Nombre

Descripción

Carcinoma basocelular

El carcinoma basocelular representa cerca del 80% de todos los tipos de cáncer de piel. Este cáncer que responde bien al tratamiento empieza en la capa de células basales de la epidermis (la capa superior de la piel) y crece muy lentamente. El carcinoma basocelular suele aparecer como un bulto o nódulo pequeño y brillante en la piel, en especial en las zonas expuestas al sol, tales como la cabeza, el cuello, los brazos, las manos y la cara. Es más común en personas con cabello, tez y ojos claros.

Carcinoma epidermoide

El carcinoma epidermoide, aunque es más agresivo que el carcinoma basocelular, responde muy bien al tratamiento. Representa cerca del 20% de todos los tipos de cáncer de piel. El carcinoma epidermoide puede aparecer como nódulos o manchas rojas y escamosas de la piel, y pueden encontrarse en zonas expuestas al sol, tales como la cara, las orejas, los labios y la boca. Sin embargo, si no se trata, el carcinoma epidermoide puede propagarse a otras partes del cuerpo. Este tipo de cáncer de piel se encuentra, por lo general, en personas de tez blanca.

Melanoma maligno

El melanoma maligno representa un porcentaje pequeño de todos los tipos de cáncer de piel, pero por este se producen la mayoría de las muertes. El melanoma maligno empieza en los melanocitos —las células que producen el pigmento en la piel—. A veces, los melanomas malignos comienzan como un lunar anómalo que luego se convierte en canceroso. Este tipo de cáncer puede propagarse con rapidez. El melanoma maligno es muy común en hombres y mujeres con tez blanca pero puede afectar a personas con cualquier tipo de piel.

Diferencia entre lunares benignos y melanoma

Para una detección temprana del melanoma, es importante examinarse la piel con regularidad y familiarizarse con los lunares y otras afecciones de la piel, para poder identificar mejor los cambios. Ciertos lunares tienen mayor riesgo de transformarse en melanoma maligno. Los lunares de nacimiento (nevos congénitos) y los lunares atípicos (nevos displásicos) tienen mayor riesgo de convertirse en malignos. Reconocer los cambios en los lunares mediante la tabla ABCD es decisivo para detectar un melanoma maligno en su primera etapa. Las señales de alerta son:

Lunar normal / melanoma

Señal

Característica

Una foto que compara la asimetría de un lunar normal y de un melanoma

Asimetría

Cuando la mitad del lunar no coincide con la otra mitad

Una foto que compara los bordes irregulares de un lunar normal y de un melanoma

Borde

Cuando el borde (contorno) del lunar es desigual o irregular

Una foto que compara el color de un lunar normal y de un melanoma

Color

Cuando el lunar no es todo del mismo color, y se pueden ver tonos de marrón o negro, y a veces, zonas de color rosado, rojo, blanco o azul

Una foto que compara el diámetro de un lunar normal y de un melanoma

Diámetro

Si el diámetro del lunar es mayor que el de la goma de borrar de un lápiz

Fotografías usadas con el permiso del: Instituto Nacional del Cáncer (National Cancer Institute)

Los melanomas varían mucho en apariencia. Algunos melanomas muestran todas las características de la ABCD, mientras que otros muestran pocas o ninguna. Siempre consulte el diagnóstico con su médico.

¿Cuáles son los factores de riesgo para un cáncer de piel?

El cáncer de piel es más común en personas con tez clara, en especial, en personas rubias o pelirrojas con ojos claros. El cáncer de piel es raro en los niños. Sin embargo, nadie está a salvo del cáncer de piel. Otros factores de riesgo son:

  • Antecedentes familiares de melanoma

  • Antecedente personal de cáncer de piel

  • Exposición solar. La cantidad de tiempo transcurrido bajo el sol sin protección afecta directamente el riesgo de cáncer de piel.

  • Quemaduras de sol en la primera infancia. Las investigaciones demuestran que las quemaduras a una edad temprana aumentan el riesgo de una persona a tener cáncer de piel más adelante.

  • Muchas pecas

  • Lunares comunes grandes o en cantidad

  • Nevos displásicos

  • Sexo masculino

  • Un trastorno inmunodepresor o un sistema inmunitario debilitado (como en las personas que tuvieron un trasplante de órgano) 

  • Exposición a ciertos químicos, como el arsénico

  • Exposición a la radiación

  • Fumar

  • Virus del papiloma humano (HPV por sus siglas en inglés)

  • Ciertas afecciones hereditarias raras, tales como el síndrome del carcinoma basocelular nevoide (síndrome de Gorlin) o la xerodermia pigmentosa (XP) 

Prevención del cáncer de piel

La Academia Estadounidense de Dermatología (American Academy of Dermatology o AAD por sus siglas en inglés) recomienda los siguientes pasos para ayudar a reducir el riesgo de cáncer de piel:

  • Use ropa de protección, como por ejemplo: camisa de mangas largas, sombrero de ala ancha y anteojos de sol, cuando sea posible.

  • Busque la sombra cuando sea conveniente, en especial, cuando los rayos solares son más fuertes, de 10 a. m. a 4 p. m.

  • Use con frecuencia un filtro solar de amplio espectro con un factor de protección solar (SPF por sus siglas en inglés) de 30 o más en toda la piel expuesta, incluso en días nublados. El filtro solar debe volver a aplicarse cada dos horas y después de nadar o sudar.

  • Proteja a los niños del sol mediante el uso de gorra con visera, ropa de protección y filtro solar.

  • Use más protección cerca del agua, la nieve y la arena, que pueden reflejar los rayos solares y aumentar el riesgo de quemadura solar.

  • Evite las camas bronceadoras. La luz UV (ultravioleta) de las camas bronceadoras pueden causar cáncer de piel y arrugas.

  • Examínese el cuerpo una vez al año. Mire su piel detenidamente y si nota algún cambio, un crecimiento o una hemorragia, consulte a su médico.

  • Consuma vitamina D de forma segura a través de una alimentación saludable (que puede incluir complementos vitamínicos). No busque el sol.

La Academia Estadounidense de Pediatría (American Academy of Pediatrics o AAP por sus siglas en inglés) aprueba el uso de filtro solar en bebés de menos de 6 meses, solo si no dispone de ropa adecuada y sombra. Los padres deberían tratar de evitar la exposición al sol y vestir al bebé con ropa liviana que cubra la mayor superficie de piel. Sin embargo, los padres también pueden aplicar una pequeña cantidad de filtro solar en la cara y en el dorso de las manos del bebé.

Recuerde que la arena y el pavimento reflejan los rayos UV aún debajo de una sombrilla. La nieve, en particular, es buena reflectora de los rayos UV.

Cómo realizarse un autoexamen de piel

Encontrar temprano lunares sospechosos o cáncer de piel es la clave para tratar con éxito el cáncer de piel. Un autoexamen de piel suele ser el primer paso para detectar el cáncer de piel. El próximo método para un autoexamen lo sugiere la AAD:

(Va a necesitar un espejo de cuerpo entero, uno de mano y una habitación con mucha luz).

  • Examine su cuerpo con un espejo por delante y por detrás, luego el lado derecho y el izquierdo con los brazos levantados. Las mujeres deberían mirar debajo de los pechos. 

  • Flexione los codos, mire detenidamente los antebrazos, la parte de atrás superior de los brazos y la palma de las manos. Revise entre los dedos y mire la base de las uñas.

  • Mire la parte posterior de las piernas y de los pies, los espacios entre los dedos de los pies, la base de las uñas de los pies y las plantas de los pies.

  • Examine la parte posterior del cuello y del cuero cabelludo con un espejo de mano.

  • Controle la espalda, las nalgas y la zona genital con un espejo de mano.

  • Familiarícese con la piel y el patrón de los lunares, las pecas y otras marcas.

  • Esté alerta a cambios de número, tamaño, forma y color de las zonas pigmentadas.

  • Siga la tabla ABCD cuando examine los lunares de otras zonas pigmentadas y consulte a su médico de inmediato si nota algún cambio.

Tratamientos para el cáncer de piel

El tratamiento específico para el cáncer de piel será definido por el médico, basado en:

  • La edad, el estado de salud general y la historia clínica

  • Tipo de cáncer de piel 

  • Grado y ubicación de la enfermedad

  • La tolerancia a medicamentos, terapias o procedimientos específicos

  • Expectativas acerca de la evolución de la enfermedad

  • Su opinión o preferencia

Existen varios tipos de tratamientos para el cáncer de piel:

  • Cirugía. La cirugía es el tratamiento común para el cáncer de piel. Se utiliza en la mayoría de los casos tratados. Algunos tumores de cáncer de piel pueden extirparse muy fácilmente y solo necesitan una cirugía menor, mientras que otros requieren un procedimiento quirúrgico más extenso. La cirugía puede incluir los siguientes procedimientos:

    • Criocirugía. Mediante el uso de nitrógeno líquido, la criocirugía utiliza un instrumento que rocía el líquido sobre la piel, y congela y destruye el tejido.

    • Raspaje y electrodesecación. Este tipo común de cirugía consiste en quitar el tejido de la piel con una legra (un instrumento quirúrgico filoso), y cauterizar la herida con un bisturí eléctrico.

    • Extirpación. Se puede usar un bisturí (un instrumento quirúrgico filoso) para extirpar (quitar) y eliminar el tumor. La herida suele suturarse o cerrarse con grapas para la piel.

    • Cirugía microscópica controlada de Mohs. Este tipo de cirugía consiste en la extirpación de una lesión, capa por capa. Cada porción de tejido extirpado se examina con un microscopio. Se continúa extirpando tejido hasta que no se vean más células cancerosas. El objetivo de este tipo de cirugía es quitar todas las células malignas y la menor cantidad de tejido sano posible. Se suele utilizar con tumores recurrentes (los que vuelven luego del tratamiento).

  • Terapia láser. La cirugía láser utiliza un rayo de luz angosto para destruir las células cancerosas, y a veces, se usa con tumores situados en la capa exterior de la piel.

  • Radioterapia. Las radiografías se usan para matar las células cancerosas y encoger los tumores.

  • Terapia fotodinámica. La terapia fotodinámica emplea cierto tipo de luz y un químico especial para matar las células cancerosas. 

  • Otros tipos de tratamientos son los siguientes:

    • Quimioterapia. La quimioterapia utiliza medicamentos para matar células cancerosas.

      • Quimioterapia tópica. Es una quimioterapia en forma de crema o loción que se coloca en la piel para matar células cancerosas.

      • Quimioterapia sistémica. Es una quimioterapia administrada de forma oral o intravenosa (IV por sus siglas en inglés) para tipos de cáncer más avanzados. 

    • Inmunoterapia. La inmunoterapia utiliza varios enfoques para estimular el propio sistema inmunitario del cuerpo y lo ayuda a atacar el cáncer. Algunos tipos de tratamiento pueden aplicarse a los tumores o inyectarse directamente en ellos. Otros tipos se utilizan para tipos de cáncer más avanzados y se inyectan en la vena (IV). 

    • Terapia dirigida. Algunos medicamentos que se usan para tratar cánceres de piel avanzados se los emplea para dirigirlos a partes específicas de las células cancerosas. A menudo, estos medicamentos se toman como pastillas. 

Piel

El cáncer de la piel es uno de los tipos más comunes de cáncer. Aunque este tipo de cáncer puede ser tratable, el número de casos de melanoma está aumentando en los Estados Unidos.

Aprenda más

Huesos y tejidos blandos

Los cánceres de hueso y tejidos blandos son complejos y por lo general requieren la experiencia de muchos tipos de especialistas. Estos tumores son causados ​​generalmente por cánceres que se han diseminado por el cuerpo.

Aprenda más

Descripción General de Cáncer de SenoBreast Cancer Overview

Descripción General de Cáncer de Seno

¿Qué es el cáncer?

El cuerpo está compuesto por varios tipos de células, las cuales normalmente se dividen en una forma ordenada para producir más células únicamente cuando son necesarias. El cáncer es un grupo de enfermedades - más de 100 tipos- que ocurren cuando las células se vuelven anormales y se dividen sin control ni orden.

¿Qué es un tumor?

Cuando las células se dividen y las células nuevas no son necesarias, se forma demasiado tejido. Esta masa de tejido extra, a la que se le llama tumor, puede ser benigna o maligna.

  • Tumores benignos:

    • No son cancerosos.

    • Usualmente pueden extirparse.

    • En la mayoría de los casos no recurren.

    • No se propagan a otras partes del cuerpo y las células no invaden otros tejidos.

  • Tumores malignos:

    • Son cancerosos.

    • Pueden invadir y dañar los tejidos y los órganos vecinos.

    • Se metastatizan - las células cancerosas pueden separarse del tumor maligno y entrar a la corriente sanguínea o al sistema linfático para formar tumores secundarios en otras partes del cuerpo.

¿Cuáles son los diferentes tipos de cáncer del seno?

Hay varios tipos de cáncer del seno, incluyendo:

  • El tipo más común comienza en el revestimiento de los conductos y se llama Carcinoma Conductal.

  • Otra tipo común, llamada Carcinoma lobular, ocurre en los lobulillos (glándulas que producen la leche).

  • La enfermedad de Paget es una forma poco común de cáncer de mama que comienza en las glándulas en la piel o debajo de la piel. La enfermedad de Paget se caracteriza por la presencia en la piel de parches inflamados de color rojo y se suele originar a partir de un cáncer ductal del seno. Los parches pueden ocurrir en las glándulas sudoríparas, en la ingle o cerca del ano.

    Dado que la enfermedad de Paget con frecuencia se origina a partir de un cáncer ductal del seno, el cáncer parecido al eczema por lo general aparece cerca del pezón.

Cuando el cáncer del seno se metastatiza, o se propaga afuera del seno, frecuentemente encontramos células del cáncer en los nódulos linfáticos de la axila. Si el cáncer ha alcanzado estos nódulos, esto podría significar que otras células del cáncer se han propagado a otras partes del cuerpo.

El cáncer que se propaga sigue siendo la misma enfermedad y tiene el mismo nombre que el cáncer original, o primario. Cuando el cáncer del seno se propaga, se le llama cáncer metastático del seno, aunque el tumor secundario esté en otro órgano. A este también se le puede llamar enfermedad "distante".

Las tipos de cáncer del seno, en orden alfabético son:

adenocarcinoma.

Cáncer inflamatorio del seno.

carcinoma conductal in situ (su sigla en inglés es DCIS).

carcinoma conductal infiltrante (o invasivo)(su sigla en inglés es IDC).

carcinoma lobular in situ (su sigla en inglés es LCIS) (también llamado neoplasia lobular).

carcinoma lobular infiltrante (o invasivo) (su sigla en inglés es ILC).

carcinoma medular.

carcinoma mucinoso.

carcinoma tubular.

enfermedad del pezón de Paget.

tumores filoideos.

Seno

El cáncer de seno comienza en los tejidos del seno. Hay dos tipos principales de cáncer de seno, el carcinoma ductal y el carcinoma lobular.

Aprenda más

Ginecológico

El cáncer ginecológico puede ser endometrial, ovárico, cervical, entre otros. Algunos de estos cánceres son difíciles de detectar.

Aprenda más

Cáncer del PulmónLung Cancer

Cáncer de pulmón

¿Qué es el cáncer de pulmón?

El cáncer de pulmón es un tipo de cáncer que generalmente comienza en el recubrimiento de los bronquios (las vías aéreas principales de los pulmones), pero también puede iniciarse en otras áreas de los pulmones, como los bronquiolos o los alvéolos. Es la principal causa de muerte por cáncer en hombres y mujeres. En 2013, se esperan aproximadamente 228,000 nuevos casos de cáncer de pulmón, según la Sociedad Americana de Cáncer.

Sistema respiratorio
Haga clic en la imagen para ampliarla

Se cree que el cáncer de pulmón se desarrolla a lo largo de varios años.

Casi todos los cánceres de pulmón son carcinomas, un cáncer que comienza en el recubrimiento o cobertura de los tejidos de un órgano. Las células tumorales de cada tipo de cáncer de pulmón crecen y se diseminan de manera diferente, y cada tipo requiere un tratamiento específico.

Los cánceres de pulmón generalmente se dividen en 2 tipos:

  • Cáncer de pulmón de células no pequeñas. Este tipo es mucho más común que el cáncer de pulmón de células pequeñas, con alrededor del 85% al 90% de todos los casos. Los 3 tipos principales de cáncer de pulmón de células no pequeñas se denominan por el tipo de células en el tumor:

    • Carcinoma de células escamosas (también llamado carcinoma epidermoide). En ocasiones comienza en los bronquios, cerca de la región media de los pulmones.

    • Adenocarcinoma.Este tipo generalmente comienza junto a los bordes externos de los pulmones. Es el tipo más común de cáncer de pulmón en personas que nunca han fumado.

    • Carcinoma de células grandes. Este es un grupo de cánceres con células grandes de aspecto anormal. Estos tumores pueden comenzar en cualquier lugar de los pulmones y tienden a crecer rápidamente.

  • Cáncer de pulmón de células pequeñas. Este tipo a veces se llama cáncer de célula de avena porque las células cancerosas pueden parecerse a la avena cuando se ven con un microscopio, crecen rápidamente y se diseminan rápidamente a los otros órganos. Hay dos etapas de cáncer de pulmón de células pequeñas:

    • Limitada. En esta etapa, el cáncer generalmente se encuentra solo en 1 pulmón. También puede haber cáncer en los ganglios linfáticos cercanos, en el mismo lado del pecho.

    • Extensivo.En esta etapa, el cáncer se ha diseminado más allá del tumor primario en el pulmón a otras partes del cuerpo.

Es importante descubrir qué tipo de cáncer de pulmón tiene una persona. Los diferentes tipos de carcinomas, que afectan a diferentes regiones del pulmón, pueden causar diferentes síntomas y se tratan de forma diferente.

¿Cuáles son los síntomas del cáncer de pulmón?

Los siguientes son los síntomas más comunes del cáncer de pulmón. Sin embargo, cada persona puede presentar los síntomas de manera diferente.

El cáncer de pulmón generalmente no causa síntomas cuando comienza a desarrollarse, pero suelen presentarse cuando el tumor comienza a crecer. La tos es el síntoma más común del cáncer de pulmón. Otros síntomas incluyen:

  • Dolor constante en el pecho

  • Dificultad para respirar

  • Ronquido en el pecho

  • Infecciones recurrentes en el pulmón, como neumonía o bronquitis

  • Flema con sangre o de color oscuro

  • Ronquera

  • Un tumor que ejerce presión sobre los vasos sanguíneos grandes cerca del pulmón puede causar hinchazón del cuello y la cara.

  • Un tumor que ejerce presión sobre ciertos nervios cerca del pulmón puede causar dolor y debilidad en el hombro, el brazo o la mano.

  • Fiebre sin causa conocida

Al igual que otros tipos de cáncer, el cáncer de pulmón puede causar:

  • Fatiga

  • Pérdida de apetito

  • Pérdida de peso

  • Dolor de cabeza

  • Dolor en otras partes del cuerpo no afectadas por el cáncer

  • Fracturas de hueso

Otros síntomas pueden ser causados por las sustancias producidas por las células del cáncer de pulmón, lo que se llama síndrome paraneoplásico. Por ejemplo, algunas células de cáncer de pulmón producen una sustancia que provoca una disminución brusca en el nivel de sodio en la sangre, lo que puede causar muchos síntomas, entre ellos, confusión y hasta un estado de coma.

Ninguno de estos síntomas son un signo seguro de cáncer de pulmón. Solo un médico puede confirmar si los síntomas de un paciente son provocados por un cáncer u otro problema. Consulte a su médico para obtener un diagnóstico.

¿Cuáles son los factores de riesgo del cáncer de pulmón?

Un factor de riesgo es cualquier cosa que aumente las posibilidades de una persona de tener una enfermedad, como el cáncer. Cada tipo de cáncer tiene diferentes factores de riesgo. Muchos factores de riesgo hacen que una persona sea más propensa a desarrollar cáncer de pulmón:

  • Fumar es la principal causa del cáncer de pulmón; se cree que casi un 80% de las muertes por cáncer de pulmón son por fumar.

Otros factores de riesgo son:

  • Humo de segunda mano. Esto se refiere a respirar el humo que producen otras personas.

  • Radón. Gas radioactivo que no puede verse, no tiene gusto ni olor. Es producido por la descomposición natural del uranio. Pueden encontrarse niveles altos de radón en algunas casas y otras edificaciones, especialmente en los cimientos.

  • Exposición al asbestos.

  • Talco. Si bien no se confirmó que haya un riesgo mayor de tener cáncer de pulmón por el uso del talco cosmético en polvo, algunos estudios realizados en mineros y moledores de talco sugieren un riesgo alto de cáncer de pulmón y otras enfermedades respiratorias por su exposición al talco en cantidades industriales. El talco en polvo está hecho de talco, un mineral que, en su forma natural, puede contener asbestos; sin embargo, por ley, todos los productos con talco de uso doméstico (para bebés, para el cuerpo y polvos para el rostro) deben estar libres de asbestos desde 1973.

  • Agentes causantes de cáncer en el lugar de trabajo, entre ellos:

    • Minerales radioactivos, como el uranio

    • Arsénico

    • Cloruro de vinilo

    • Cromato de níquel

    • Productos de carbón

    • Gas mostaza

    • Cloro metil éter

    • Escape de diesel

  • Antecedentes personales o familiares de cáncer de pulmón

  • Contaminación del aire. En algunas ciudades, la contaminación del aire puede aumentar levemente el riesgo de tener un cáncer de pulmón.

¿Cómo se diagnostica el cáncer de pulmón?

Además de una historia clínica completa para comprobar los factores de riesgo y los síntomas, y un examen físico para proporcionar otra información sobre los signos del cáncer de pulmón y otros problemas de salud, los procedimientos que se usan para diagnosticar el cáncer de pulmón (o ayudar a determinar si se ha diseminado) pueden incluir:

  • Radiografía de tórax. Este procedimiento busca masas o manchas en los pulmones.

  • Exploración por tomografía computada (también TC o TAC). Es un procedimiento de diagnóstico por imágenes que usa una combinación de radiografías y tecnología computarizada para producir imágenes horizontales o axiales (que suelen llamarse capas) del cuerpo. Una TC muestra imágenes detalladas de cualquier parte del cuerpo, incluidos los huesos, los músculos, la grasa y los órganos, tales como los pulmones. Las TC son más detalladas que las radiografías generales.

  • Citología del esputo. Un estudio de las células de la flema (moco) con un microscopio.

  • Toracentesis. Una aguja grande que se introduce a través de la piel en la pared del pecho para retirar líquido, que luego se envía al laboratorio para analizar si hay células cancerosas.

  • Biopsia con aguja. Se guía una aguja delgada dentro de la masa mientras se observan los pulmones en una fluoroscopía o TC, y se extrae una muestra de la masa para evaluarla en el laboratorio patológico con un microscopio.

  • Broncoscopía. Examen de los bronquios (las vías aéreas principales de los pulmones) con un tubo flexible (broncoscopio) que se pasa a través de la boca o la nariz. La broncoscopía ayuda a evaluar y diagnosticar problemas pulmonares, evaluar bloqueos, obtener muestras de tejidos y/o fluidos, y/o ayuda a extraer cuerpos extraños.

  • Ultrasonido endobronquial. Examen donde se pasa un broncoscopio con un pequeño transductor ultrasónico en la punto a través de la tráquea para ver los ganglios linfáticos en el mediastino (espacio entre los pulmones). Si se observan ganglios linfáticos agrandados, puede introducirse una pequeña aguja por el broncoscopio a través de la pared de la vía aérea para obtener muestras de los ganglios para analizarlas.

  • Mediastinoscopía. Proceso en el cual se hace un pequeño corte en el cuello para poder obtener una muestra de tejido de los ganglios linfáticos (ganglios mediastínicos) a lo largo de la tráquea y del tubo bronquial mayor para evaluar bajo un microscopio.

  • Toracoscopía. Procedimiento en el cual se hace un pequeño corte en el lado de la pared del pecho por donde se introduce un pequeño tubo con una cámara de video en el extremo. Esto le permite al médico ver la parte exterior de los pulmones y la pared del pecho y obtener una muestra de cualquier área anormal para ver bajo un microscopio.

  • RM, TEP o exploraciones óseas. Estos procedimientos se hacen para determinar si el cáncer se ha diseminado desde el lugar de inicio a otras partes del cuerpo.

También pueden usarse otras pruebas y procedimientos.

Tratamiento para el cáncer de pulmón

El tratamiento específico para el cáncer de pulmón lo determinará el médico según:

  • Su edad, salud general y antecedentes clínicos

  • El tipo de cáncer de pulmón

  • La magnitud de la enfermedad

  • Su tolerancia a medicamentos, procedimientos o tratamientos específicos

  • Expectativas de evolución de la enfermedad

  • Su opinión o preferencia

Según el tipo y la etapa, el cáncer de pulmón puede tratarse con cirugía, quimioterapia u otros medicamentos, radioterapia, tratamientos localizados, como la terapia con láser, o una combinación de tratamientos. El tratamiento combinado o de modalidad múltiple hace referencia a tener más de un tipo de tratamiento.

El tratamiento para el cáncer de pulmón incluye uno o más de los siguientes:

  • Cirugía. La cirugía forma parte del tratamiento para los cánceres de pulmón en etapa temprana. El tipo de cirugía depende del tamaño y la ubicación del tumor, la extensión del cáncer, la salud general del paciente y otros factores. Muchas cirugías se hacen con una incisión larga a un lado del pecho, conocida como toracotomía. Algunos tumores en etapa temprana pueden tratarse con cirugía torácica asistida por video (VATS, por sus siglas en inglés), que utiliza varias incisiones pequeñas (en lugar de una grande) y herramientas quirúrgicas largas especiales. Los tipos de cirugía incluyen:

    • Resección segmentaria o en cuña. Se extrae solo una pequeña parte del pulmón.

    • Lobectomía. Extracción de todo un lóbulo del pulmón.

    • Neumonectomía. Extracción de todo el pulmón.

    • Resección en manguito. Extracción de una parte del bronquio, después de lo cual el pulmón vuelve a unirse a la parte que queda del bronquio.

  • Radioterapia. La radioterapia es el uso de radiación de alta energía para matar las células cancerosas y reducir los tumores. La radiación también puede usarse con quimioterapia para tratar el cáncer de pulmón. Hay dos formas de aplicar la radioterapia:

    • Radiación externa (terapia con haz de luz externo). Es un tratamiento que precisamente envía niveles altos de radiación directamente a las células cancerosas. La máquina es controlada por el radioterapeuta. Dado que la radiación se usa para matar las células cancerosas y para reducir tumores, deben usarse blindajes especiales para proteger el tejido que rodea el área de tratamiento. Los tratamientos de radiación son indoloros y generalmente duran pocos minutos.

    • Radiación interna (braquiterapia, radiación por implante). La radiación se administra desde dentro del cuerpo, lo más cerca del cáncer posible. Las sustancias que producen radiación, llamadas radioisótopos, pueden tragarse, inyectarse o implantarse directamente en el tumor. Algunos implantes radiactivos se denominan semillas o cápsulas. La radiación interna implica administrar una dosis más alta de radiación en un plazo de tiempo más corto que con la radiación externa. Algunos tratamientos de radiación interna permanecen en el cuerpo temporalmente. Otros tratamientos internos se dejan en el cuerpo de forma permanente, aunque la sustancia radiactiva pierde la radiación en un período de tiempo breve. En algunos casos, se usan ambos tratamientos de radiación, interno y externo.

  • Quimioterapia. Es el uso de medicamentos anticancerígenos para tratar las células cancerosas. En la mayoría de los casos, la quimioterapia actúa al impedir que las células cancerosas crezcan o se reproduzcan. Los diferentes grupos de medicamentos actúan de distinta forma para combatir las células cancerosas. El oncólogo recomendará un plan de tratamiento para cada persona. La quimioterapia puede administrarse antes que otros tratamientos, después de otros tratamientos o solo para el cáncer de pulmón.

  • Terapia fotodinámica (PDT, por sus siglas en inglés). Es un tipo de tratamiento con láser que implica la inyección de sustancias químicas fotosensibilizadoras en la sangre. Las células de todo el cuerpo absorben las sustancias químicas. Las sustancias químicas se reúnen y permanecen más tiempo en las células cancerosas que en las células sanas. En el momento justo, cuando las células sanas que rodean al tumor pueden estar relativamente libres de las sustancias químicas, la luz de un láser puede enfocarse directamente al tumor. A medida que las células absorben la luz, una reacción química destruye las células cancerosas. Para el cáncer de pulmón, la luz se entrega a través de un broncoscopio (un tubo flexible pequeño con una luz en el extremo) que se introduce a través de la boca o la nariz.

  • Terapia dirigida. Estos son medicamentos dirigidos a partes específicas de las células cancerosas o células cercanas que las ayudan a crecer. Hasta ahora, estos medicamentos solo han sido útiles para algunos cánceres de pulmón de células no pequeñas. Por ejemplo, a medida que los cánceres crecen, forman nuevos vasos sanguíneos que los nutren. Los investigadores que bloquearon el crecimiento de estos vasos sanguíneos llegaron al desarrollo de los medicamentos llamados antiangiogénicos. Bevacizumab es 1 de ellos. Se descubrió que es útil para prolongar la supervivencia de algunos pacientes con cáncer de pulmón avanzado. Se usa con el tratamiento de quimioterapia estándar. También pueden ser útiles los medicamentos con otros objetivos específicos, como crizotinib, erlotinib y cetuximab.

Hay nombres específicos para el orden en que se administra el tratamiento. El tratamiento neoadyuvante se refiere a la administración de radioterapia o quimioterapia antes de la cirugía. Si se administra uno o ambos tratamientos antes de la cirugía, puede ser útil para reducir el tumor, dado que un tumor más pequeño es más fácil de extraer en una cirugía.

La quimioterapia o radioterapia después de la cirugía se llama tratamiento adyuvante. El objetivo del tratamiento adyuvante es matar las células cancerosas que pueden haber quedado después de la cirugía. Aunque no haya signos de células cancerosas, el médico puede sugerir el tratamiento adyuvante para reducir el riesgo de que el cáncer vuelva a aparecer o se disemine.

Hay ensayos clínicos en curso para las opciones de prevención y tratamiento para el cáncer de pulmón, entre ellos, la terapia fotodinámica y la quimioprevención.

Pulmón

Hay dos tipos de cáncer de pulmón, de células pequeñas y de células no pequeñas. Fumar es la causa principal del cáncer de pulmón.

Aprenda más

Urológico

Los cánceres urológicos pueden ocurrir en cualquier órgano del sistema urológico, como los riñones, los testículos y la próstata. Cada tipo de cáncer tiene diferentes síntomas y tratamientos.

Aprenda más