Baylor Health Care SystemAbout B
Photo: Concerned doctor. 
Need something? Call us: 1.800.4BAYLOR(1.800.422.9567)
Text Size:

Definición de términos 

Técnicas de respiración artificial: Las máquinas que le ayudan a respirar o controlan su respiración se llaman respiradores. La mayoría de los pacientes pueden retirarse de la asistencia del respirador artificial habiendo pasado el estado crítico que provocó el problema respiratorio. Algunos pacientes, sin embargo, dependen totalmente del respirador y sin su apoyo morirían. Otros pacientes son parcialmente dependientes. En caso de quedar parcial o totalmente dependiente del apoyo del respirador, usted puede, si tiene la capacidad, hablar con el encargado de las decisiones relacionadas con su atención médica y con su médico acerca de las posibilidades de continuar o no con dicho apoyo.

Muerte cerebral: La ausencia de actividad cerebral puede observarse y documentarse mediante varios métodos. Cuando esto ocurre y el paciente no puede recuperarse, se le considera legal y médicamente muerto, aunque otros órganos vitales puedan continuar en funcionamiento durante un corto periodo de tiempo. Los órganos vitales de pacientes que han sufrido muerte cerebral pueden donarse para ayudar a salvar la vida de otros.

Tubos de respiración: Para poder recibir respiración artificial debe insertarse un tubo en los pulmones. Un tubo endotraqueal es un tubo que se inserta por la nariz o la boca hasta la traquea. Esta técnica es una alternativa a corto plazo. Si es necesaria la respiración artificial por más de unas pocas semanas, con frecuencia es necesario insertar un tubo por la traquea. Una traqueotomía es una apertura a través del cuello hasta la traquea, por donde se pone un tubo. El tubo puede usarse tanto para la respiración artificial como para succionar los fluidos que pueden interferir con la respiración.

Dispositivo de asistencia cardiaca: Existen dispositivos como los de ayuda ventricular (músculo del corazón) o un globo puesto dentro de la arteria aorta que pueden utilizarse para controlar temporalmente ciertas funciones del corazón.

Reanimación cardiopulmonar (CPR): Cuando el corazón de una persona deja de latir (paro cardiaco), dicha persona muere en muy pocos minutos a menos que se lleve a cabo una acción inmediata. La CPR se desarrolló para ayudar a que el corazón comience a funcionar de nuevo. Generalmente la CPR consiste en un masaje cardíaco externo, técnicas de respiración artificial, medicación y descargas eléctricas al corazón. Las decisiones de si aplicar o no CPR se determinan de acuerdo con el médico y el paciente o su representante. Estas decisiones se basan en:

  • Las condiciones actuales del paciente;
  • Las probabilidades de éxito inmediato; y
  • La esperanza de eventualmente ser dado de alta del hospital en condiciones satisfactorias.

Coma: En respuesta a una lesión cerebral, una persona puede caer en un estado de inconsciencia profunda (coma) en el cual no se da cuenta de lo que sucede a su alrededor. El paciente comatoso no tiene respuesta consciente a los estímulos ni control voluntario de sus movimientos o actividades corporales, aunque sus familiares y personal médico pueden notar movimientos involuntarios. El paciente comatoso no siente dolor ni incomodidad y frecuentemente sus ojos están cerrados. Los pacientes comatosos pueden mantenerse vivos con respiración artificial y alimentación por sondas y la administración de líquidos mientras se espera la determinación de su estado final. El paciente comatoso puede empeorar hasta el punto de presentar una ausencia completa de funciones cerebrales. A esto se le llama muerte cerebral. Si ocurre la muerte cerebral no se puede esperar una mejoría. Si no ocurre la muerte cerebral, entonces se pueden esperar distintos niveles de recuperación. El nivel de recuperación puede variar desde la recuperación completa a lesiones parciales (como una parálisis) o aún el estado vegetativo persistente (vea la definición que se proporciona adelante).

Capacidad de toma de decisiones: La habilidad de entender la información y tomar decisiones críticas es vital para los pacientes. La capacidad de toma de decisiones es la habilidad de comprender y apreciar la naturaleza y las consecuencias de una decisión sobre el tratamiento médico y la habilidad de tomar una decisión consciente sobre el asunto. El personal encargado de la atención médica puede evaluar la capacidad de un paciente para tomar decisiones en las siguientes maneras:

  • La capacidad de comunicarse en forma confiable (verbal o no verbalmente) con las personas que le proporcionan la atención;
  • La capacidad de entender información importante; y
  • La capacidad de comprender la situación y sus consecuencias en relación con sus valores y metas personales.

Técnicas de alimentación: Si usted perdiera la capacidad de ingerir alimentos o productos alimenticios por la boca, o si ya no pudiera digerir sus alimentos adecuadamente, podría recibir alimentación por medio de una o más de las siguientes técnicas:

Alimentación por sonda nasogástrica: Puede administrarse alimento líquido a través de una variedad de tubos que se insertan en el estómago de los pacientes que pueden digerir alimentos. Un tubo nasogástrico o de alimentación puede insertarse a través de la nariz hasta el estómago. Si se necesitara ser alimentado artificialmente por largo tiempo, se prefiere el uso de un tubo especial que se pone quirúrgicamente en el estómago. Ésta es una buena alternativa a largo plazo que puede resultar más cómoda.

Intravenosa: Las soluciones intravenosas se utilizan para proporcionarle líquidos, vitaminas, electrolitos y medicamentos. Se pone un pequeño tubo en una vena del brazo o la mano. La cantidad de calorías que puede recibir por medio de este método no es suficiente para mantenerle con vida por largos períodos de tiempo.

Alimentación parenteral total (TPN): La TPN es una solución intravenosa especial que contiene suficientes vitaminas y minerales, así como la cantidad adecuada de calorías para mantener la vida. Esta tcnica requiere infusión de líquidos intravenosa especial y se usa por lo general en situaciones en las que la persona es incapaz de ingerir alimentos por la boca o digerirlos adecuadamente.

Atención especializada al enfermo terminal (Hospice): Este tratamiento se puede proporcionar en el hospital, el hogar o en una casa de reposo. Esta es una filosofía de atención cuya meta principal es la comodidad y el apoyo emocional para el paciente que se está muriendo, sus familiares y otras personas importantes en su vida. El control del dolor y otros síntomas físicos o psicológicos, es la preocupación más importante.

Hemodiálisis (diálisis renal): Los riñones son esenciales para eliminar productos de desecho y asegurar que su cuerpo disfrute de un equilibrio químico. Las técnicas de riñón artificial como la hemodiálisis le apoyan durante un colapso renal. El colapso renal puede ser temporal o permanente. En cualquier caso, estas técnicas de riñón artificial pueden mantener la vida de manera efectiva hasta que sus riñones comiencen a funcionar de nuevo o se determine que es necesario realizar un trasplante o diálisis continua.

Estado vegetativo persistente (PVS-Persistent Vegetative State): Aunque en ocasiones se confunde con el coma o la muerte cerebral, el PVS es un nivel de inconsciencia que puede ocurrir después de un coma. En este estado de inconsciencia los ojos del paciente pueden estar abiertos, puede tener ciclos normales de vigilia y sueño, y movimientos corporales involuntarios. Sin embargo, el paciente está inconsciente. Los pacientes en estado vegetativo persistente por lo general no necesitan asistencia de respiración artificial. Pueden requerir alimentación por sonda y la administración de líquidos si se cree que el paciente desea que se le mantenga vivo en tales circunstancias.